Intel piensa en expandir Thunderbolt a partir de abril del próximo año, después de ver cómo la demanda de la tecnología había crecido en los últimos tiempo. Ha sido el decisivo apoyo de Apple el que ha permitido que la tecnología de Intel vuelva a entrar con fuerza en el sector, pese a que, en principio, fue recibida con frialdad y dejada de lado frente a USB 3.0.



La expansión de Thunderbolt vendrá acompañada de un descenso de los precios de fabricación y, lo que es más importante, de una oferta mayor de dispositivos compatibles con ella.



Vía | Digitimes Systems